lunes, 12 de diciembre de 2011

Miko Mission - Biografía

Piermichel Bozzetti, uno de los más populares intérpretes del Dance italiano, tenía ya un pasado musical cuando saltó al éxito con How old are you, editado en 1984. Para aquella época ya había realizado una versión del Starman de David Bowie (tema que también versionaría Savage ese mismo año con el seudónimo de Claudio Mingardi), y realizaba versiones de temas pop y disco con su propio grupo.

How old are you, publicado por una diminuta discográfica llamada Saar pronto pasó a ser uno de los éxitos comerciales del momento, y sigue siendo, aún hoy, una de las canciones más vendidas del Italo Dance.
Tras How old are you sería The world is you (1985) la que arrasaría en pistas y ventas; otro tema que rompería esquemas (quién no ha tarareado su -excéntrico, por cierto- estribillo: Barcelona yo tengo corrida en la plaza de toros...), y tan imprescindible en cualquier recopilación de clásicos como el anterior. La mención de la capital catalana, por cierto, no era caprichosa; no en vano fue uno de los lugares donde este artista tuvo  muy buena aceptación.

En 1986 aparecía Two for love, otra magnífica producción no menos comercial que las precedentes y que cimentaría el éxito de Miko Mission con un estilo más romántico, casi a medio tiempo, preludio de la sorpresa que proporcionaría al gran público cuando, poco tiempo después editaba Striptease (con I like the woman's heart en la cara B), una canción extraña, sencillamente insólita para el estilo Italo de la época y de inspiración más bien pop. El tema no fue demasiado bien recibido por los aficionados, pese a que algún importante DJ de la época llegase a declarar que era el tema preferido de Miko Mission. En todo caso, el gran público no conectó con la idea, y Piermichel Bozzetti tendría que esperar hasta enero de 1988 para regalar un nuevo éxito artístico con I believe -para muchos, esta vez sí, la mejor producción del vocalista italiano-. En medio, Bozzetti nos proporcionaba un otro éxito, Toc toc toc, muy bién recibido a nivel comercial (Miko Mission llamando a la puerta del éxito... se decía en la época haciendo referencia a su repercusión), pero infinitamente inferior en virtudes artísticas que I believe (tema que, por cierto, también cosecharía un aceptable éxito).


Miko Mission ha desarrollado también, como es habitual en el Italo, otras facetas artísticas (compositor, letrista, productor), así como interpretaciones realizadas bajo otros nombres comerciales, entre las cuales destacan Ring the Bell (de Alan Barry).